• Background Image

    La televisión del futuro y el evangelismo digital

    julio 10, 2015

julio 10, 2015

La televisión del futuro y el evangelismo digital

La televisión del futuro es social, potable e interactiva. Estamos ante un imparable cambio de las cadenas de Tv y debemos preparar nuestros ministerios para esto.

Después de décadas de usual programación para mantener al público entretenido, informado o emocionado, el modelo de difusión lineal – y con ella la existencia de los propios canales de TV – parece estar en la cúspide de golpear a la obsolescencia, gracias a la marcha incontenible de la tecnología.

Amazon y Google ya se han puesto en marcha ofreciendo la tecnología para integrar Internet y TV a precios económicos, con la seguridad que Apple y muchos más seguirán esta tendencia muy pronto.

El enfoque es siempre el mismo: un dongle o decodificador de señal se conecta a Internet y al televisor del cliente, dando así abundante variedad de contenidos, sin la necesidad de una suscripción de cable, o el requerimiento de ver una programación prevista por el canal en todo momento.

A primera vista, esta es una mala noticia para las cadenas de televisión. Por un lado, las audiencias tienden a consumir una estrecha gama de contenido de primera calidad bajo demanda, donde el modelo de difusión gira en torno a tres horas de programación de alta calidad muestra, con 21 horas de programación de baja calidad que se repite eventualmente .

Visto esto, con la nueva tendencia, la identidad del canal será irrelevante, así como su línea editorial, pues ahora el héroe será el espectáculo y la amplia carta de opciones de contenidos.

Ya no importará la competencia, no dependerá del canal la programación, sino del espectador, por lo tanto no se puede prever, al menos por ahora, que programación tiene a determinada hora la competencia, siendo obsoleto el horario estelar pues todo depende del usuario.

La forma en la cual los jóvenes consumirán contenido en los próximos años está a punto de cambiar, ya en EEUU es un cambio sin marcha atrás, y sin dudarlo, Latinoamérica no se quedará atrás.

Debemos preparar a la iglesia para estar lista a la llegada de la TV Digital, es decir, donde el usuario tiene acceso a una gran librería de contenido y cada quien escoge lo que quiere ver.

Mientras que el contenido de la televisión ha cambiado para adaptarse a los tiempos, los mecanismos básicos de difusión no habían cambiado hasta ahora. Está pasando de ser unidireccional a interactiva, y esto no solo puede ser de gran provecho para las iglesias, sino que generará un levantamiento de los ministerios que ahora podrán esparcir grandemente la voz, y no estarán limitados a unos pocos canales exclusivos de TV cristiana.

Es imperativo aprender desde ya la manera de obtener provecho de esto y preparar nuestras iglesias para estos cambios. La multi -selección en masa, de los diferentes contenidos ofrecidos nos dará mucha área para dar a conocer a nuestra audiencia de jóvenes cristianos lo que le queramos transmitir, de la forma en la cual realmente ellos quieren recibirla. A tiempo, con alta tecnología e interactiva. Por supuesto tomando en cuenta siempre las plataformas móviles.

Las posibilidades creativas son infinitas. No hay duda de que, con la narración interactiva multi-pantalla, la programación de la televisión en los próximos años va a ser para una experiencia mucho más interesante que la televisión lineal como la conocemos hoy día, y de nosotros depende mantener a nuestros ministerios a la vanguardia de este gran cambio.